Imagen Noticia

La tortuga mora se encuentra en la actualidad en algunos países como España, parte de Grecia, Italia, Turquía, Israel, Jordania, Marruecos, Túnez o Argelia.

 

También denominada Testudo graeca, existen en la actualidad 17 subespecies de este animal.

 

La tortuga mora tiene una esperanza de vida de unos 20 años si se encuentra en estado salvaje aunque la realidad es que esta especie se encuentra en estado de conservación amenazado.

 

Las hembras de tortuga mora son más grandes que los machos, llegando a pesar las hembras hasta 900 gramos y midiendo 18 centímetros y los machos 600 gramos y 15 centímetros.

 

Su caparazón tiene forma abombada. Su color suele ser de tonos verdes oscuros y amarillentos bon bordes negros en cada placa.

 

Sus patas, tanto traseras como delanteras, son puntiagudas y con escamas. Las patas delanteras tienen cinco uñas y las traseras 4.

 

Su cola es corta y la cabeza amarilla con machas negras más fuertes en ejemplares jóvenes. Posee ojos saltones.

 

Se alimenta principalmente de vegetales como hortalizas y plantas silvestres. Su alimentación no incluye fruta fresca. Las hortalizas más recomendables para la tortuga mora son los canónigos o berros por su alto contenido en calcio y fibra. Su alimentación se puede complementar con calcio, necesario para sus huesos o caparazón. Necesitan agua fresca para beber y bañarse.

 

Suelen vivir en lugares áridos, en un hábitat típico mediterráneo con escasas precipitaciones y con un paisaje donde predominan los matorrales y arbustos. En España se localizan principalmente en Murcia, Almería, Doñana y Mallorca.

 

Según el catálogo de especies amenazadas de la Región de Murcia, esta especie está considerada como vulnerable. El Atlas y Libro rojo de anfibios y reptiles de España, considera a esta especie en peligro de extinción debido principalmente a la acción del hombre.

 

Tras la hibernación, el macho corteja a la hembra siguiéndola para golpearle o morderle en el espaldar. El macho copula subiéndose a la espalda de la hembra pudiendo tardar ésta varios años en concebir puesto que conserva la hembra el semen del macho. Su madurez sexual se produce a los 10 años. Ponen huevos 3 ó 4 veces al año entre mayo y junio siendo incubados entre 2 y 3 meses. Está comprobado que si la temperatura de incubación no supera los 31,5ºC nacerán más machos y si es mayor, más hembras.

 

 
Sobre el Autor: Escuela Veterinaria MasterD

Foto autor
Escuela Profesional de Veterinaria de MasterD.
Esta noticia no tiene comentarios todavía

Nuevo comentario:

Nombre (*)  Email (*)  Mensaje (*)