ANIMALES EXÓTICOS »
Compartir: 
 
Tráfico ilegal de especies

COMERCIO ILEGAL DE ESPECIES

 

Seguramente hayas escuchado hablar alguna vez del CITES (Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora), que regula el comercio de seres vivos. Este organismo permite importar o exportar ciertas especies de animales y plantas estableciendo unas normas para salvaguardar su bienestar.

 

Se considera comercio ilegal de especies aquel que viole las reglas que establezca el CITES o incumpla las leyes nacionales de cuarentena. Esta actividad mueve mucho dinero a nivel mundial, concretamente entre diez mil y veinte mil millones de euros anuales. Pero, ¿cuál es el objetivo de la venta de seres vivos?

 

A menudo se destina la venta de animales a la elaboración de remedios naturales contra enfermedades. Estas creencias no tienen base científica, no obstante, están muy arraigadas en ciertas zonas. Por tanto, los propios habitantes de dichas zonas serán los que compren, por ejemplo, cuerno de rinoceronte para hacer remedios caseros. Aquí es donde aparece el comercio ilegal: cada año mueren más de 1000 rinocerontes por esta causa.      

 

 

Otro de los motivos es el consumo alimenticio de animales salvajes. Un ejemplo de esto lo encontramos en el caviar, un manjar procedente del esturión. La venta de este alimento se permite bajo una regulación muy estricta, no obstante, no siempre se respeta. El comercio ilegal de especies con este fin es doblemente peligroso, puesto que no sólo perjudica la vida de la especie objeto sino también la salud de la población que la consume. Consumir cualquier tipo de producto que no ha estado sometido a una serie de controles puede ser altamente perjudicial para la salud. De hecho, puede provocar la aparición de enfermedades que afecten a nivel global. Por lo tanto, luchando contra el comercio ilegal de animales podemos, también, ayudar a frenar pandemias o, como mínimo, a prevenirlas.

 

 

Y ahora que sabemos un poco más sobre el tema, ¿qué podemos hacer para aportar nuestro granito de arena? Yo soy partidaria de la educación como solución a la mayoría de problemas. Si mostramos a las nuevas generaciones la fauna y flora que alberga nuestro planeta y las concienciamos sobre los aspectos del comercio ilegal delas mismas, será mucho más sencillo que éste desaparezca con el tiempo.

 

Como decía Leonardo Da Vinci: “No se puede amar lo que no se conoce, ni defender lo que no se ama”.

 

 
Sobre el Autor: Cristina Barrera

Foto autor
Bióloga y alumna del Máster en enfermería veterinaria general, ecuestre y exóticos de la Escuela de Veterinaria de MasterD
Compartir: 
Esta noticia no tiene comentarios todavía

Nuevo comentario:

Nombre (*)  Email (*)  Mensaje (*)