Escuela veterinaria »
 
Imagen Noticia

El cuidado de los peces

 

Cuando hablamos de animales domésticos, casi siempre nos vienen a la cabeza los perros y los gatos. Los cuidamos, sacamos a pasear, cepillamos, llevamos al veterinario cuando están enfermos, etc. Lo mismo debemos hacer con los peces de nuestro acuario. Sí, por increíble que nos parezca, los peces también sufren enfermedades, y es nuestro deber saber detectarlas a tiempo. Una tarea mucho más difícil que con nuestros amigos terrestres, ya que no solo no son tan expresivos y afectivos, sino que el medio acuático en el que se encuentran no nos resulta tan familiar en cuanto a cuidados se refiere.

 

Los peces no son capaces de comunicarse como sí lo haría un perro, un gato o un ave de compañía. Somos nosotros los encargados de leer los síntomas visibles: la forma de nadar, su comportamiento, sus lesiones, etc. Depende de nuestra capacidad para detectar estos síntomas y la rapidez de actuación la que determinará la supervivencia de los peces. Sin embargo, más vale prevenir que curar, y en el caso de acuarios y peceras, más de lo mismo: debemos anticiparnos a posibles riesgos para nuestros peces.

 

Riesgos y prevenciones

 

El riesgo para el pez comienza desde el transporte al acuario, donde se encuentran confinados en aguas con diferentes calidades. Esto le provoca estrés e inmunosupresión. Introducirlos en nuestro hábitat particular, en el que pueden encontrarse otros peces que le ataquen, supone un gran peligro para ellos. Además, también puede ser el propio pez quien traiga el peligro, introduciendo en nuestro pequeño ecosistema enfermedades que no existían.

 

Para evitar todo esto, la solución puede ser usar un acuario intermedio: un acuario en cuarentena que tenga condiciones similares a nuestro acuario principal, con una capacidad de unos 40-100 l, para que el pez se acondicione sin ser molestado por el resto y se fortalezca en su nuevo ambiente. De esta manera, en caso de enfermedad, también se puede tratar al nuevo pez sin necesidad de medicar el acuario principal al completo. En otras palabras, es recomendable que nos hagamos con un “acuario hospital”, donde las especies afectadas puedan recibir tratamiento sin perjudicar al resto.

 

Tipos de enfermedades

 

Existe una sencilla clasificación para determinar el tipo de enfermedad de nuestros peces en función de su naturaleza.

 

  • Enfermedades biológicas: causadas por virus, bacterias, hongos y parásitos.
  • Enfermedades físico-químicas: originadas por  el desequilibrio de ciertos aspectos físicos o químicos como la temperatura, el pH, el nivel de oxígeno del agua, la concentración de compuestos nitrogenados, etc.
  • Enfermedades nutricionales: están producidas por una mala dieta, cantidades perjudiciales tanto por exceso como por defecto. Incluyen intoxicaciones por los alimentos, debido a su incorrecto manejo (presencia de mohos por un cierre inadecuado en los botes de comida). 

 
Sobre el Autor: Escuela Veterinaria MasterD

Foto autor
Escuela Profesional de Veterinaria de MasterD.
Esta noticia no tiene comentarios todavía

Nuevo comentario:

Nombre (*)  Email (*)  Mensaje (*)