Cuidador de Caballos »
  • Juan José Iglesias,  alumno de Asistente técnico veterinario ecuestre y cuidador de caballos de la Escuela de Veterinaria de MasterD y actual alumno de nuestro Plan Premium de excelencia nos cuenta cómo ha sido toda su vida rodeado de caballos.
  • Curso Veterinario Ecuestre y Cuidador de Caballos- VIDEO
 
Imagen Noticia

Los caballos siempre han estado presentes en  mi vida.  Llegaron a mi familia cuando mi padre tan solo tenía 19 años, de manos de mi abuelo vino a casa una yegua torda llamada Mora para quedarse en nuestra cuadra durante más de veinte años, fue mi padre quien la domó y gozó de su compañía durante toda su vida... Por suerte, yo también pude disfrutarla durante algunos años; ella ya se hacía mayor y yo, con tan solo tres años, era capaz de subirme a ella y guiarla abusando de esa nobleza que de sobra estaba presente en ella.

 

Además de esta yegua, cuando yo tenía diez meses, mi padre y yo conocimos al segundo caballo de nuestras vidas. Era un potro de siete meses de pura raza española, negro azabache con mucho temperamento pero, al igual que Mora, lleno de nobleza y bondad; se llamaba Flamero y también fue mi padre quien lo domó. A sus veinte años aún sigue en nuestra cuadra, cargado de energía y vitalidad haciéndonos disfrutar en cada paseo. Este caballo, digamos, fue el que me domó a mí, el que me enseñó a montar y me mostró este magnífico mundo del caballo y la equitación, que es un pieza clave y fundamental en mi vida.

 

El tercer caballo de mi vida, y para mí el más importante, es el que tengo en la actualidad. Llegó a mi vida con tres años, siendo un potro castaño pura raza española que procedía de una conocida ganadería en España. De nombre Bohemio de Alarcón, este caballo ha sido el que verdaderamente me ha mostrado la nobleza, la honestidad y la honradez. Ya llevo junto a él casi cuatro años y he vivido todo tipo de experiencias, buenas y malas. Con él he tenido preciosos paseos de ensueño y sin fin, de los cuales espero seguir teniendo miles, pero también hemos pasado momentos difíciles como, por ejemplo, cuando padeció un fuerte cólico del que pensé que no saldría… Pero volvió a demostrarme su fuerza y a hacerme sentir qué es amar a un animal.

 

El caballo ha marcado mi vida desde mi nacimiento, por ello decidí dedicarme a ellos y adentrarme en el maravilloso curso de Asistente técnico veterinario ecuestre y cuidador de caballos de MasterD. Este curso me ha enseñado infinidad de cosas relacionadas con los caballos, como enfermedades, actitudes, manías, gustos y cada una de las situaciones que se te pueden presentar en la vida junto a este maravilloso animal. Desde el inicio, el curso me fue apasionando más día a día, cada clase en directo, cada taller junto con los profesores y entrenadores me ayudaban más y más a darle el rumbo que deseo a mi vida y a mi idea de futuro.

 

Como decía antes, he aprendido un montón sobre los caballos y su vida, espero realizar mis prácticas y conseguir un puesto de trabajo que me permita dedicarme a estos animales consiguiendo así uno de los sueños de mi vida.

 

Autor; Juan José Iglesias Gutiérrez

Antiguo alumno de Asistente técnico veterinario ecuestre y cuidador de caballos de la Escuela de Veterinaria de MasterD y actual alumno de nuestro Plan Premium de excelencia

 
Sobre el Autor: Escuela Veterinaria MasterD

Foto autor
Escuela Profesional de Veterinaria de MasterD.
Esta noticia no tiene comentarios todavía

Nuevo comentario:

Nombre (*)  Email (*)  Mensaje (*)