Curso Superior en ATV »
  • Sandra Cambero Monroy, alumna del Curso Superior en asistencia a la atención clínica en centros veterinarios nos cuenta en este artículo 10 Beneficios de compartir nuestras vidas con animales
  • Formarse en Asistencia a Centros Veterinarios
Compartir: 
 
Imagen Noticia

LA IMPORTANCIA DE CONVIVIR CON ANIMALES

 

Todos aquellos que tienen la suerte de compartir su vida con un animal, saben de sobra los beneficios que estos pequeños amigos pueden aportarnos. Muchos estudios confirman que los dueños de animales llevan una vida más feliz.

 

Las mascotas son grandes compañeras para todas las personas, nos hacen más felices: a niños, adultos y a las personas mayores. Además de ser muy fácil encariñarse con ellas, acabamos sintiéndolos como un miembro más de nuestra familia, hasta el punto de estar muy pendientes de su bienestar y felicidad. Pero, ¿cómo influyen los animales sobre nosotros?

 

BENEFICIOS DE LOS ANIMALES EN LOS SERES HUMANOS

 

  1. Evitan el sentimiento de soledad

La compañía de una mascota ayuda a que nos sintamos más seguros de nosotros mismos y más protegidos. Una mascota puede ayudar a evitar depresiones, ya que su presencia estimula el contacto físico y la comunicación.

 

  1. Alivian la depresión

Numerosos estudios han determinado que las personas que comparten su vida con una mascota sienten menos tristeza, incluso experimentan mejoras en procesos de depresión cuando juegan o interactúan con su mascota. Además se libera más oxitocina, la hormona del bienestar, lo que ayuda a reducir el estrés.

 

  1. Aumentan el sentimiento de felicidad

Los dueños de mascotas, tras compartir un rato de juegos, experimentan un aumento de oxitocina, se estimula la producción de serotonina y la dopamina, al mismo tiempo que el cortisol se disminuye, todas estas hormonas ayudan a disminuir los niveles de estrés y son un buen antídoto contra la depresión. Una trastada, los momentos compartidos juntos, su personalidad y cariño… Las posibilidades de reírnos con nuestra mascota son infinitas.

 

 

 

 

  1. Reducen el estrés

Otros estudios han revelado que tener una mascota y acariciarla frecuentemente, ayuda a reducir los sentimientos de estrés, ansiedad y depresión. Por lo que se aconseja acariciar, jugar, pasear e incluso hablar con las mascotas para despejar la mente y sentir bienestar.

 

  1. Aumentan el sentido de la responsabilidad

Nos hacen responsables en su cuidado, y nos enseñan a plantearnos prioridades. Además de ser un compañero de juegos para los niños y niñas, crecer con una mascota es una oportunidad para enseñarles a ser responsables y a respetar a los animales.

 

  1. Mejoran la vida social

Con frecuencia, salir a pasear a la mascota es la excusa para conocer gente: en los parques se forman corrillos de dueños de perros que coinciden allí; hay desconocidos que se acercan a acariciar a un cachorro o surgen conversaciones sobre anécdotas o el cuidado de sus mascotas.

 

  1. Refuerzan la autoestima

Los dueños de mascotas tienen más probabilidad de tener una mayor autoestima, según concluyeron científicos. Se ha observado también que niños y niñas con alguna dificultad para leer en voz alta, delante de su mascota refuerzan su seguridad y confianza en sí mismos, ya que las mascotas no se van a reír de cómo lo hacen o si se equivocan.

 

  1. Mejoran la forma física

Está claro que sacar a pasear al perro, correr o jugar con él supone una actividad física que influye en nuestro estado de salud y físico. Además, sin darnos cuenta, estos paseos y juegos constantes acaban superando de media el tiempo dedicado al ejercicio en el gimnasio. ¡Un perro no perdona su paseo!

 

  1. Son los mejores amigos de los niños

Una de las relaciones más bonitas que podemos ver desarrollarse es la de un niño y su mascota. Además de ser inseparables compañeros de juegos, los niños crecen y aprenden desde pequeños el respeto a los animales y la importancia de la responsabilidad. Crecer juntos les hará vivir momentos increíbles y aprenderán el uno del otro, forjando una amistad sólida que durará muchos años.

 

  1. Pueden ayudar a las personas diabéticas

Algunos perros pueden ayudar a las personas que padecen diabetes. Con entrenamiento, pueden detectar un descenso importante del nivel de glucosa y avisar a su dueño incluso antes de que él detecte ese proceso químico.

 

 
Sobre el Autor: Sandra Cambero

Foto autor
Alumna del Curso Superior en asistencia a la atención clínica en centros veterinarios
Compartir: 
Esta noticia no tiene comentarios todavía

Nuevo comentario:

Nombre (*)  Email (*)  Mensaje (*)