Trabajar en un Zoológico »
 
Imagen Noticia

Zoológicos: Un día desde dentro

 

Son las 7:00 am de un frío lunes, me despierto cansado porque no he pegado ojo durante la noche a causa de Scar, un macho de león africano que ha pasado un mal fin de semana.

 

Los cuidadores me informan de que este fiero ejemplar está apático y sin apetito, algo raro en él. Es ya mayor y no responde al tratamiento, por lo que ha llegado el momento de sedarlo, pero los riesgos son muchos…. Los leones que superan los 15 años tienen riesgo de sufrir daño renal, por lo que cualquier proceso anestésico puede ser fatal para ellos, debemos ser cautelosos y ajustar las dosis al máximo.

 

El día va a ser duro, la tensión se respira en el ambiente. Todo está preparado, las medidas de seguridad, el personal, los medicamentos necesarios… Es el momento de lanzar el dardo anestésico y, a los 10 minutos, el animal cae dormido. Ahora llega el momento más arriesgado, hay que acercarse para comprobar que la anestesia ha hecho su efecto y, para eso, hay que tocar al animal; es el momento de mayor peligro… Echo la mirada atrás y los nervios se transforman en tranquilidad porque mi gente, mi equipo,  está a mis espaldas preparado para cualquier imprevisto, y dispuesto a actuar ante cualquier situación; sus viejas heridas son prueba de ello.

 

Si de algo puedo presumir, es de mis compañeros, los cuidadores. Todos están bien preparados y formados, y algunos cuentan con más de 10 años de experiencia con fauna salvaje. Son muy buenos en lo suyo y mejores aún en el  cariño y respeto que profesan a nuestros animales. Todo esto labrado por horas de formación, prácticas y un interés sobrenatural por mejorar la calidad de vida de sus ejemplares. Son personas que en un momento dado decidieron dedicar su vida al cuidado de los animales; un trabajo que carece de horarios y en el que siempre debes estar atento ante cualquier urgencia, porque Los animales no entienden de festivos ni de días libres, su vida continua independientemente de todo…

 

Esa es la labor de un cuidador, ser guardián del bienestar de los ejemplares a su cargo, saber que la calidad de vida de los animales depende casi exclusivamente de ti, que no puedes permitirte vaguear un día, porque ellos… tus animales, no se lo merecen.

 

 

Toda la preocupación y cansancio queda atrás cuando observas que todo parece haber salido bien con Scar y que, aunque resacoso, empieza a despertarse. Con las pruebas realizadas y el nuevo tratamiento, nuestro león mejorará, ¡ha valido la pena! No recibes agradecimientos, muy al contrario, Scar es consciente de haber sufrido daño y te muestra sus colmillos cada vez que apareces por su instalación. Él no sabe que todo ha sido por su bien, pero eso da igual, el trabajo está hecho… ¡Y bien hecho!

 

Te levantas a la mañana siguiente esperando la nueva aventura que te deparará tu trabajo, una pelea entre ciervos, el parto de una hipopótamo, una cirugía de urgencia en un primate… No importa, estamos preparados. Sé que cuento con los mejores cuidadores y que en ocasiones debo poner mi vida en sus manos. Es martes y son las 8:00 am, empieza otro día más en Terra Natura Murcia.

 

Tras el café, cada cuidador se dirige a su zona, el público empieza a llegar, se abren las puertas y el zoo empieza llenarse de vida; todo gracias a ellos, a los cuidadores. Eso es ser cuidador, hacer tu trabajo lo mejor posible sin esperar nada a cambio, sólo rugidos, cornadas y zarpazos de agradecimiento.

 

Ricardo Navarro

Veterinario especialista en Animales exóticos

Terra Natura Murcia

C/Regidor Cayetano Gago s/n /  30100 Espinardo (Murcia)

www.terranatura.com / murcia.terranatura.com/es/index.php

info.murcia@terranatura.com

+34 968368200

 
Sobre el Autor: Ricardo Navarro

Foto autor
Veterinario especialista en Animales exóticos Terra Natura Murcia
Esta noticia no tiene comentarios todavía

Nuevo comentario:

Nombre (*)  Email (*)  Mensaje (*)