Curso Cuidador de caballos »
 
Imagen Noticia

Consejos para el transporte de caballos

 

El transporte de caballos cada día es más habitual. Independientemente de si movemos al caballo para acudir a encuentros deportivos o porque nos queremos llevar a nuestro amigo de vacaciones, conviene asegurarnos de que lo hacemos de forma segura.

 

Normativa de transporte de caballos

A la hora de transportar un caballo debemos tener en cuenta algunos aspectos importantes como la legislación y/o la normativa que debemos cumplir, las consideraciones veterinarias básicas y el manejo asociado a las particularidades del caballo.

 

A nivel normativo conviene informarse de las obligaciones que existen en cada lugar con respecto al transporte de équidos. Concretamente conviene tener en regla los papeles del caballo (pasaporte, seguros...) así como, en caso de ser necesario, solicitar la autorización de la Oficina de agricultura y ganadería de la zona para el desplazamiento del caballo en cuestión. También son importantes los detalles relacionados con el medio de transporte, pues necesitaremos un tipo de carnet de conducir u otro en función del tipo de remolque que usemos y el peso del mismo.

 

 

Cuidados veterinarios del caballo

En cuanto a las consideraciones veterinarias conviene tener la vacunación y desparasitación al día, así como asegurarnos de que el lugar al que queremos trasladar a nuestro caballo no exige ningún tipo particularidad de pauta terapeútica. Esto es muy importante cuando nos desplazamos a concursos, exhibiciones y demás eventos en los cuales se juntan gran cantidad de caballos, pues generalmente tienen unas normas concretas sobre pautas de vacunación que necesitaremos conocer y cumplir si queremos participar.

 

Dónde transportar a los caballos

A nivel de manejo hemos de tener en cuenta que debemos procurar un remolque seguro para el caballo. Su construcción debe ser sólida y no debe estar deteriorado, pues si el suelo cediera por algún desperfecto, podría darse una situación fatal. Además, hay que procurar que el caballo esté cómodo y tranquilo durante el viaje, y es importante que, si el viaje es muy largo, hagamos paradas en las que pueda bajar del remolque para descansar y estirarse. Si decidimos ponerle heno al caballo, debemos tener la precaución de no colocarlo justo en su cara, ya que es perjudicial para su aparato respiratorio que inhale continuamente las partículas de heno que están en suspensión.

 

Otra cosa que deberíamos hacer para evitar sustos es utilizar protectores de viaje. Estos protectores, fundamentalmente los de las extremidades, son muy útiles para evitar heridas, hematomas y golpes al subir y bajar el caballo del remolque. Además, por si hubiera algún accidente, es importante tener el teléfono del veterinario más cercano a mano.

 

Todas estas precauciones nos ayudarán a viajar con nuestro caballo tranquilo, cómodo y lo más seguro posible, llegando a nuestro destino sin sorpresas desagradables....¡conduce con precaución y disfruta del viaje!

 

 

 
Sobre el Autor: Diana Marteles

Foto autor
Doctora en Veterinaria Equina y profesora de la Escuela de Veterinaria de MasterD
Esta noticia no tiene comentarios todavía

Nuevo comentario:

Nombre (*)  Email (*)  Mensaje (*)