MasterD Valencia »
  • MasterD Valencia: Cassandra Rodriguez, alumna de la Escuela de Veterinaria nos cuenta todo lo aprendido en el taller sobre Bienestar emocional de nuestros animales cuando acuden a las clínicas veterinarias o peluquerías caninas
  • VÍDEO Academia MasterD Valencia.
  • VÍDEO MasterD Valencia Opiniones.
 
Imagen Noticia

Estrés emocional en los animales

 

El pasado día lunes, día 12 de marzo, los alumnos de MasterD de Valencia, exactamente los alumnos de la Escuela de Veterinaria MasterD, pudimos disfrutar de un taller sobre el bienestar emocional animal en clínicas y peluquerías, dirigido por la profesional Alejandra Gomes d´Amaral y su acompañante perruna, Nora. Y es que, debido a nuestra ignorancia en este aspecto del mundo animal, creamos unestado de estrés demasiado elevado para nuestras mascotas. ¿Cuantas veces nuestros animales casi han sufrido un ataque al corazón a la hora de ir a la clínica o a la peluquería?

 

Primero, es importante conocer el lenguaje corporal animal y saber ceder, es decir, parar en unmomento determinado con el fin de hacer sentir mejor a nuestros animales, darles espacio. El lenguaje corporal nos va a dar a saber como es su estado psicológico para, posteriormente, poder actuar adecuadamente, si vemos que presentan miedo, se encogen, entre otros comportamientos,hay que parar, no es bueno presionar a un animal hasta el límite, provocándole un estrés constante y malo para su salud.

 

Un ejemplo claro y que a mi particularmente me gustó mucho, y aclaró mejor este punto de vista,fue el que nos ofreció Alejandra: “Imagina ahora que, de la nada, apareces en Japón, solo/a, y nosabes el idioma, la cultura es totalmente diferente, no conoces a nadie. Bien, ahora, un japonés te pone sobre una superficie y empieza a hacerte cosas raras mientras te habla en un idioma diferente,desconocido, obviamente no te sentirás cómodo y querrás salir de ahí lo antes posible”.

 

Pues en los animales ocurre lo mismo. Y eso se ve reflejado en las clínicas y peluquerías. Nuestros animales son sacados de su zona de confort, sin saber que ocurre y qué harán con ellos. Los olores,los objetos, las personas... todo en su entorno es diferente, y al no tener un cierto control o conocimiento sobre ello, sufren de estrés.

 

Por ello, es necesario actuar desde el factor más importante y cercano, el dueño. El dueño es una figura necesaria y educativa para el animal, que va a logar que el animal pase de un estrés muy elevado a uno más reducido, de un “me da un ataque al corazón” a un “bueno, estoy bien pero no me fio del todo”. Y todo ello se puede conseguir si el dueño realiza pequeñas pautas como, por ejemplo, darle a conocer de antemano los diferentes objetos y olores que se va a encontrar en la clínica o en el veterinario, simplemente que los huela así una vez llegue al establecimientoreconozca aquello con lo que va a ser tratado, que no le resulte extraño, solo con ese simple gesto podemos reducir el estrés, velando por la salud de nuestras mascotas, dejando que se adapte al transportín un tiempo antes de ser utilizado, enseñarle a subir a una superficie para que sea tratado...

 

También podemos usar los premios para motivar al animal y darle a conocer que no todo es malo.Por otro lado, está la cuestión del veterinario o la peluquería. El animal va a ser examinado, tocado,manipulado,... por una persona ajena a él y es muy probable que sufra durante el procedimiento, aunque hayamos preparado al animal anteriormente, ya que el estrés disminuye pero no desaparece por completo. Es necesario que tanto el veterinario como el peluquero tengan unos conocimientos básicos sobre el lenguaje corporal del animal a tratar para saber como proceder adecuadamente; cuando se a de parar para garantizar el bienestar animal, que se relaje y luego seguir u hacerlo otro día, lo primero es el animal, nuestros animales, nuestros compañeros incondicionales.

 

Si todos los veterinarios y peluqueros siguieran unas pautas a la hora de tratar a los animales, estosno temerían tanto ir y ser tratados. Como por ejemplo: moderar la altura a la que se trata al animal,no postrarse por encima de él, intimidándolo, sino adaptar la posición su altura, equilibrándolo.

 

Adaptar el entorno también es importante, no es lo mismo acudir a un veterinario que nada más entrar se encuentren con un montón de animales extraños, superficies resbaladizas, que si por elcontrario, nada más entrar se encuentran con una sala de espera divertida, llena de juguetes con los que entretenerse y superficies menos resbaladizas, que les aporten seguridad.

 

En conclusión, lo que nos ha aportado Alejandra con esta increíble clase, es que los animales son libres y no los puedes someter a tu voluntad, hay que velar por su salud tanto física como psicológica. Nunca van a estar realmente preparados, ni libres de estrés pero sí que podemos reducirlo. Y con esos pequeños ejercicios y conocimiento podemos lograrlo, lograr que nuestro animal, al cual queremos tanto, se sienta más cómodo y tranquilo. No todos podemos viajar a Japóntan desorientados, hay que preparar todo lo necesario para poder disfrutar aunque sea un poco de las experiencias nuevas.

 

Autora: Cassandra Rodriguez

Alumna del curso de Auxiliar veterinario y cuidador de zoológicos

 

Página de MasterD Valencia en G+

Sigue en Facebook a MasterD Valencia.

Fotos de MasterD Valencia en Flickr

 
Sobre el Autor: Escuela Veterinaria MasterD

Foto autor
Escuela Profesional de Veterinaria de MasterD.
Esta noticia no tiene comentarios todavía

Nuevo comentario:

Nombre (*)  Email (*)  Mensaje (*)