CURSO ADIESTRADOR CANINO »
  • La etología nos permite conocer el comportamiento de los animales y por tanto poder ofrecer una terapia adecuada a cada perro en función de su personalidad y características.
  • Cómo ser adiestrador canino
Compartir: 
 
Ser adiestrador canino

ETOLOGÍA CANINA

 

La etología es una ciencia que se encarga de estudiar el comportamiento de los animales. Este estudio nos permite conocerlos mejor, poder predecir algunos de sus comportamientos y prevenir aquellos que no son deseables.

Uno de los animales de los que mejor conocemos su etograma es el perro. El mejor amigo del hombre lleva acompañándonos miles de años, por lo que no es extraño que el hombre, por propia intuición, sea capaz de reconocer gestos y vocalizaciones de estos cánidos.

Pero los etólogos van más allá. Donde cualquier persona es capaz de detectar que un perro está en una posición amenazante, el etólogo es capaz de reconocer porqué ese perro se muestra agresivo y cómo proceder para evitar la agresión.

Los estudios realizados por los etólogos han permitido catalogar los diferentes tipos de agresión y crear terapias para corregir este comportamiento en los perros. Pero no sólo eso, gracias a ellos, somos capaces de diseñar una terapia específica para cada can en concreto, porque los perros, como las personas, son todos diferentes y no es suficiente con averiguar el desencadenante de la agresión, sino que hay que conocer a fondo la personalidad y el entorno del animal para poder diseñar una terapia específica para él, que sólo en algunas ocasiones debería ir acompañada de fármacos.

Me gustaría recalcar en este punto, que prácticamente la totalidad de los perros avisan antes de atacar, por lo que con un buen conocimiento de su lenguaje, y en los casos necesarios,  visitando un etólogo, se podrían prevenir la mayoría de los ataques de perros domésticos.

Los etólogos, y por extensión, todos aquellos profesionales que han estudiado el comportamiento de los perros, como psicólogos caninos y adiestradores especialistas en modificación de conducta, no sólo son capaces de evitar o prevenir agresiones, también pueden mejorar la calidad de vida del perro, ayudando a sus propietarios a aplicar una correcta educación, a detectar problemas de ansiedad, miedo, recelo excesivo, etc. Y a corregirlos.

Imagina que fueras capaz de saber por qué tu perro actúa como lo hace y qué te está pidiendo en cada momento. Imagina que pudieras reconocer si tu perro está triste, asustado, aburrido o ansioso y tú pudieras ayudarle a que se sintiera mejor. Imagina que tu perro te obedeciera siempre a todo lo que le pides, y no por obligación, sino porque le hace feliz cumplir tus deseos.

Aunque sin ser magos, la etología, es capaz de ayudarte a que todos estos sueños sean menos sueño y más realidad. Desde Escuela de Veterinaria MasterD te animamos a que si tienes un cachorrito, consultes con un especialista cuál es la mejor forma de educarlo para evitar futuros problemas y que si tienes un perro del que sospechas cualquier alteración del comportamiento acudas inmediatamente a un etólogo o psicólogo canino para que pueda diagnosticarlo y mejorar así su salud mental y la convivencia en el hogar.

Y si tú quieres ser ese especialista, hazte adiestrador canino profesional con nosotros.

 
Sobre el Autor: Carla Soler

Foto autor
Licenciada en Veterinaria por la Universidad de Zaragoza. Veterinaria y profesora de la Escuela de Veterinaria de MasterD
Compartir: 
Esta noticia no tiene comentarios todavía

Nuevo comentario:

Nombre (*)  Email (*)  Mensaje (*)