Curso Adiestramiento Canino »
  • Son muchos los perros que se marean al viajar en coche, te damos algunos consejos para evitar que esto ocurra y que puedan disfrutar del viaje sin estrés.
  • Curso de Adiestramiento Canino- VÍDEO
 
Imagen Noticia

Cómo evitar que mi perro se maree en el coche

 

Son muchas las mascotas que sufren mucho cada vez que se montan en un vehículo: algunas se marean y vomitan, otras lloran, otras sufren de ansiedad por el simple hecho de subirse en el coche. Todos estos problemas se deben controlar y evitar, ¿cómo?

 

Lo primero que se debería hacer es prevenir mediante el aprendizaje que el animal se maree o se estrese con los viajes en coche. En realidad es bastante sencillo y, resumiéndolo mucho, podemos decir que cuando el animal es jovencito, debe aprender a ir en coche.

 

Lo ideal sería que se le enseñara a ir en la zona del coche donde queremos que vaya, bien en el asiento con un arnés sujeto al cinturón, bien en el maletero o en un transportín. Si comenzamos con viajes cortos para ir al parque o a otro lugar donde el perro disfrute, será mucho más sencillo, pues el cachorro entenderá que eso es algo normal y que, además, le reporta un beneficio posterior, por lo que viajar no le supondrá ningún trauma.

 

Sin embargo, para algunos animales esto no es tan fácil, porque el problema no es que les dé miedo el coche, sino, que igual que nosotros, pueden marearse y sentir nauseas e incluso llegar a vomitar. En muchos animales jóvenes esta sensación es habitual, y en la mayoría de los casos se pasa con la edad, pero si no es el caso, existen medicamentos específicos para perros para controlar esa situación.

 

Como pauta general se utilizan dos tipos de productos diferentes. El primer tipo es útil con perros a los que no se les ha conseguido enseñar a viajar tranquilamente en el vehículo y se estresan mucho, y consisten en tranquilizantes suaves que facilitan que duerman durante el viaje y éste sea más placentero para todos. El segundo tipo es para los perros que se marean y vomitan, para estos animales existen unas pastillas que inhiben estas sensaciones, pero sin tranquilizar al animal, por lo que podrá disfrutar de un viaje sin náuseas ni malestar, mientras observa el paisaje por la ventanilla.

 

Si tu perro sufre cada vez que se sube al coche, consulta con tu veterinario cuál es la mejor opción para él.

 
Sobre el Autor: Carla Soler

Foto autor
Licenciada en Veterinaria por la Universidad de Zaragoza. Veterinaria y profesora de la Escuela de Veterinaria de MasterD
Esta noticia no tiene comentarios todavía

Nuevo comentario:

Nombre (*)  Email (*)  Mensaje (*)