Formación en Veterinaria »
 
Imagen Noticia

Esterilización de mascotas: laparoscopia

 

En el cuidado que proporcionamos a nuestras mascotas, la esterilización de las hembras es un procedimiento muy habitual y siempre recomendable si el animal no va a ser destinado a la reproducción, ya que aporta numerosos beneficios dependiendo de la especie:

  • Supresión del celo.
  • Desaparición de montas no deseadas.
  • Desaparición del manchado por sangrado.
  • Disminución de orines incontrolados.
  • Eliminación de la ansiedad.
  • Desaparición de posibles embarazos psicológicos.
  • Eliminación de aullidos continuos que pueden persistir durante muchos días o incluso semanas.

 

Con la esterilización evitaremos también futuras alteraciones del aparato genital que se presentan con una elevada frecuencia tanto en perras como en gatas a partir de ciertas edades, tales como:

  • Tumores ováricos.
  • Piometras uterinas.
  • Tumores uterinos.
  • La mayoría de los tumores mamarios.

 

Todo esto se puede evitar mediante procedimientos de esterilización, pero ¿cuándo debemos esterilizar al animal? Pues nunca antes de los 6 meses, para así no influir en el papel fundamental que tienen las hormonas durante el crecimiento del individuo.

 

 

Ahora bien, los procedimientos quirúrgicos pueden resultar muy invasivas, así que vamos a aprovechar esta ocasión para hablar de la cirugía laparoscópica o cirugía de mínima invasión en la esterilización de mascotas. Esta técnica presenta grandes ventajas tanto en perras como en gatas, pero es especialmente útil con estas últimas porque son mucho más hábiles para llegarse a los puntos de sutura, es más difícil conseguir que hagan reposo después de la cirugía convencional y suelen tener más problemas en los post-operatorios, presentado ansiedad por el dolor, los collares isabelinos o las mallas, etc., etc.

 

La cirugía por laparoscopia reduce al mínimo los riesgos, los cuidados y el dolor. Es una técnica quirúrgica que consiste en la realización de intervenciones a través de dos pequeños orificios de entre 3 y 5mm con la ayuda de un sistema de televisión y diferentes ópticas que nos permite ver el interior de las cavidades corporales con una limpieza y detalle de gran calidad.

 

 

Se evitan así los grandes cortes de bisturí de la cirugía abierta o convencional, debido a que se hace con un sistema de energía que se encarga únicamente de coagular y cortar, facilitando una recuperación postoperatoria mucho más rápida y cómoda, ya que los animales intervenidos no requieren hospitalización. Una vez recuperados de la anestesia pueden recibir el alta, y sólo es necesaria la analgesia durante 24 horas. Además, el cuidado de las heridas es muy liviano, no siendo necesario el collar isabelino, que ya sabemos el estrés que ello supone en gatas.

Por último, las heridas quirúrgicas serán tan solo dos pequeñas incisiones sin puntos, ya que se cierra la piel con un pegamento quirúrgico especial que evita el problema de que la gatita se quite los puntos con los problemas que ello supone.

 

 

 

En The Dogtor llevamos más de un año practicando esta cirugía en las gatitas y no son solo sus dueños los que nos dicen lo encantados que están con el proceso, sino que vemos nosotros mismos vemos cómo se despiertan y cómo pasan un post-quirúrgico rápido y sin dolor.

 

Francisco Sánchez Castañeda

The dogtor

C/ Juan de Mata Carriazo 3, Local 5 / San Bernardo, Sevilla

www.thedogtorvet.com / dogtor@thedogtorvet.com / 954 410 900 / Urgencias: 638 075 382

 
Sobre el Autor: Escuela Veterinaria MasterD

Foto autor
Escuela Profesional de Veterinaria de MasterD.
Esta noticia no tiene comentarios todavía

Nuevo comentario:

Nombre (*)  Email (*)  Mensaje (*)